LOCOMOTOR

El sistema locomotor y su funcionamiento
 

Nuestro aparato locomotor es aquel que nos permite realizar cualquiera de los movimientos que puedas imaginar. Gracias a él podemos andar, saltar, correr, coger objetos, etc.
El aparato locomotor humano está compuesto por huesos, músculos, tendones, ligamentos y articulaciones.




A lo largo de esta Unidad Didáctica vamos a aprender el funcionamiento de cada una de sus partes, así como ejercicios físicos y juegos para que crezcan sanos y fuertes.
Lo primero que tenemos que aprender es que para el correcto crecimiento y funcionamiento de nuestro aparato locomotor hay que "darle caña". Un cuerpo que no se mueva es un cuerpo que no crece sano y vamos poner algunos ejemplos que puede que te hagan reflexionar sobre el estilo de vida que llevan hoy muchos de los chicos y chicas de tu edad:
  • Los músculos, si no se mueven, en vez de crecer dismuyen su tamaño, con lo cual el cuerpo podrá soportar menos esfuerzos.
  • Los huesos sin ejercicio físico se vuelven frágiles y por lo tanto son más propensos a tener lesiones, tales como roturas, fisuras, etc.
  • Los ligamentos, que dan estabilidad a las articulaciones, y los tendones, que unen los huesos a los músculos, son elementos elásticos de nuestro cuerpo y si no se mueven pierden esa elasticidad y, por lo tanto, impide que nos movamos con facilidad. El ejercicio físico ayuda a su resistencia y elasticidad.
  • Las articulaciones, con la falta de movimiento se oxidan, al igual que ocurre con la cadena de una bicicleta si intentamos pedalear tras mucho tiempo parada y desengrasada.


Ahora vamos a realizar la primera actividad de esta unidad. ¿Eres capaz de recordar dónde están los principales huesos y músculos del cuerpo?. Si no lo recuerdas bien, examina previamente las imágenes que encuentras más abajo. Cuando estés preparado pica sobre "Juego del Cuerpo Humano" que tienes a continuación más abajo.
 






El esqueleto humano está formado por 206 huesos, aunque cuando un niño nace tiene alrededor de 350, los cuales, según vamos creciendo y madurando, se van uniendo y fusionando unos con otros, formando la estructura ósea final.
En contra de lo que puedas pensar, nuestro esqueleto tiene más vida de la que puedas imaginar. Nuestros huesos son lo suficientemente fuertes como para sostener nuestro cuerpo y los pesos que cotidianamente manejamos, pero también lo suficientemente flexibles como para absorber fuertes golpes y cargas, así como proteger a nuestros órganos más imporantes, tales como el cerebro, el corazón, los pulmones. Seguro que te has dadoo cuenta de que nuestro cráneo es como un casco que protege nuestro cerebro, o que las costillas son como un escudo que protege nuestro corazón y costillas. Asimismo, la columna vertebral, a parte de permitir la mayoría de nuestros movimientos, protege la médula ósea.
En la parte de arriba del gráfico de abajo puedes ver cuales son las diferentes partes del hueso. No pienses que son una masa sólida, blanca e inerte, sino que tienen varias partes y cada uno de ellas cumple una función muy importante. Si picas sobre los nombres que aparecen obtendrás más información.


¿Piensas que todos los huesos son iguales?. Claro que no, tenemos diferentes tipos de huesos:
Por cierto, una curiosidad. ¿Sabes cuáles son los huesos más pequeños del cuerpo?¿Y los más grandes?. Pues bien, los más pequeños están en el oído interno y son el yunque, el estribo y el martillo, también conocidos como cadena de huesecillos. Aún siendo tan pequeños, nos sería imposible escuchar cualquier sonido si no fuera por su trabajo.
El más grande, por su parte, es el fémur, que sin lugar a ninguna duda ya sabes donde está.
Otra curiosidad, ¿sabes cuanto peso puede soportar cada uno de nuestra vértebras antes de romperse?. Mucho más de lo que te imaginas. Hasta nueve toneladas. Ojo, esto no quiere decir que podamos o debamos estar soportando pesos sobre nuestra espalda contínuamente, pues una mala postura y/o una sobrecarga continuada también puede dañarlas.
 Finalmente, puedes consultar dónde están y cómo son las mayoría de los huesos del cuerpo. Evidentemente no tienes que aprendértelos, pero échale un vistazo, sin duda te gustará ver la cantidad de huesos que hay en el cuerpo, las formas tan diversas de los mismos y, sobre todo, piensa que cada uno, por pequeño que sea cumple una función superimportante.




PICA EN LAS IMÁGENES Y LAS PODRÁS AGRANDAR
Muestra Imagen Esqueleto Dorsal
Esqueleto Dorsal
Muestra Imagen Esquelto Frontal
Esquelto Frontal
Muestra Imagen Columna Vertebral.
Columna Vertebral.
Muestra Imagen Caja Torácica
Caja Torácica
Muestra Imagen Cráneo
Cráneo
Muestra Imagen Huesos de la Pierna
Huesos de la Pierna

Finalmente, como un modo de ampliar información, hemos incluido más abajo información sobre cómo son, dónde están y cuál es la función de cada uno de los huesos del cuerpo. Primero encontrarás un dibujo con gran parte de los huesos, el cual podrás ampliar mediante la lupa. Evidentemente no tienes que aprendértelos. Para la evaluación sólo se te va a exigir que sepas los que has visto en las fotografías superiores. ¡Investiga y busca huesos de los cuatro tipos que hemos visto anteriormente.!.

Anexo:Huesos en el esqueleto humano

De Wikipedia, la enciclopedia libre

El esqueleto humano adulto está constituido por 206 huesos, la mayoría de ellos pares, con un miembro de cada par en cada lado del cuerpo. Entre los huesos impares están: el esfenoides, el etmoides, el vomer y el hioides. El esqueleto de los lactantes y niños presenta más de 206 huesos ya que algunos de éstos se fusionan más tarde en la vida adulta.
Entre paréntesis y en negrita se muestran el número total de huesos en el esqueleto humano.

Esqueleto completo (206)

Vista frontalVista trasera


Cabeza ósea (29)



Archivo:Anatomia oido humano.png











Archivo:Larynx external en.svg









Tronco y cuello (60)

 

Columna vertebral (33)

Columna cervical
Vértebras cervicales (7)
Columna dorsal
Vértebras dorsales[3] (12)
Columna lumbar
Vértebras lumbares (5)
Otras (5) Imagen
Atlas o primera vértebra cervical (1)
Axis o segunda vértebra cervical (1)
Tercera vértebra cervical (1)
Cuarta vértebra cervical (1)
Quinta vértebra cervical (1)
Sexta vértebra cervical (1)
Séptima vértebra cervical (1)
Primera vértebra torácica (1)
Segunda vértebra torácica (1)
Tercera vértebra torácica (1)
Cuarta vértebra torácica (1)
Quinta vértebra torácica (1)
Sexta vértebra torácica (1)
Séptima vértebra torácica (1)
Octava vértebra torácica (1)
Novena vértebra torácica (1)
Décima vértebra torácica (1)
Undécima vértebra torácica (1)
Duodécima vértebra torácica (1)
Primera vértebra lumbar (1)
Segunda vértebra lumbar (1)
Tercera vértebra lumbar (1)
Cuarta vértebra lumbar (1)
Quinta vértebra lumbar (1)
Sacro (5 vértebras fusionadas)
Cóccix (normalmente 4 vértebras fusionadas)
Gray 111 - Vertebral column-coloured.png

Huesos del tórax (25)

 


Tórax: esternón (impar) y costillas (pares). Está cerrado posteriormente por la columna dorsal.

Huesos de la pelvis (2)[4]

 





Pelvis ósea masculina, vista frontal.

Los coxales pertenecen asimismo a la cintura pelviana, mientras que el sacro y cóccix son el final de la columna vertebral.

Esqueleto apendicular (124)

Extremidad superior[5] (64)


Huesos del miembro superior.
Cintura escapular (4) Brazo (2) Antebrazo (4)
Omóplato[6] (2)
Clavícula (2)
Húmero (2)Cúbito[7] (2)
Radio (2)
Pectoral girdle front diagram es.svg
HumerusFront.png
Gray213.png

Mano: carpos y metacarpos (26)

Carpos[8] (16) Metacarpos[9] (10) Imagen
Ganchoso[10] (2)
Pisiforme (2)
Piramidal (2)
Semilunar (2)
Grande (2)
Escafoides (2)
Trapecio (2)
Trapezoide (2)
Primer metacarpo (2)
Segundo metacarpo (2)
Tercer metacarpo (2)
Cuarto metacarpo (2)
Quinto metacarpo (2)
Scheme human hand bones-es-Com.svg

Mano: dedos (falanges) (28)

Falanges proximales o primarias (10) Falanges medias o secundarias (8) Falanges distales o terciarias (10)
Falange proximal I de la mano (2)
Falange proximal II de la mano (2)
Falange proximal III de la mano (2)
Falange proximal IV de la mano (2)
Falange proximal V de la mano (2)
Falange media II de la mano (2)
Falange media III de la mano (2)
Falange media IV de la mano (2)
Falange media V de la mano (2)
Falange distal I de la mano (2)
Falange distal II de la mano (2)
Falange distal III de la mano (2)
Falange distal IV de la mano (2)
Falange distal V de la mano (2)

Extremidad inferior[11] (60)[12]

Cintura pelviana Muslo (2) Pierna (6)
Coxal (2)
Sacro (5)
Cóccix (4 ó 5)
Fémur (2)Rótula (2)
Tibia (2)
Peroné (2)
Gray242.png
Femur front.png
Gray258.png

Pie: tarsos y metatarsos (24)

Tarsos[13] (14) Metatarsos[14] (10) Imagen
Astrágalo (2)
Calcáneo (2)
Navicular[15] (2)
Cuboides (2)
Cuneiformes[16] (6):
Primer cuneiforme (2)
Segundo cuneiforme (2)
Tercer cuneiforme (2)
Primer metatarso (2)
Segundo metatarso (2)
Tercer metatarso (2)
Cuarto metatarso (2)
Quinto metatarso (2)
Ospied.svg

Pie: dedos (falanges) (28)

Falanges proximales o primarias (10) Falanges medias o secundarias (8) Falanges distales o terciarias (10)
Falange proximal I del pie (2)
Falange proximal II del pie (2)
Falange proximal III del pie (2)
Falange proximal IV del pie (2)
Falange proximal V del pie (2)
Falange media II del pie (2)
Falange media III del pie (2)
Falange media IV del pie (2)
Falange media V del pie (2)
Falange distal I del pie (2)
Falange distal II del pie (2)
Falange distal III del pie (2)
Falange distal IV del pie (2)
Falange distal V del pie (2)
En manos y pies existen también en número variable los huesos sesamoideos. Las rótulas son huesos sesamoideos.

Esqueleto en niños

Los niños tienen algunos huesos más, que se van fusionando:
  1. vértebras sacras (4 ó 5), que se fusionan en el adulto para formar el sacro
  2. vértebra coccígea (de 3 a 5), que se fusionan en el adulto para formar el coxis
  3. ilion, isquion y pubis, que se fusionan en el adulto para formar el coxal
En todo caso, el número total de huesos del esqueleto humano es ligeramente variable debido a la existencia de los wormianos de la cabeza, y los sesamoideos de manos y pies.

Notas

  1. Al neurocráneo también se le conoce como bóveda craneal
  2. Al esplacnocráneo también se le conoce como huesos de la cara
  3. A la columna dorsal y vértebras dorsales se las conoce también como columna torácica y vértebras torácicas.
  4. No se han contado las vértebras del sacro ni del cóccix puesto que están sumadas en la columna vertebral.
  5. A la extremidad superior también se le conoce como miembro superior o torácico.
  6. El omóplato también suele recibir el nombre de escápula.
  7. El cúbito también suele recibir el nombre de ulna.
  8. Los carpos se conocen también con el nombre de carpianos.
  9. Los metacarpos se conocen también con el nombre de metacarpianos.
  10. Los ganchosos se conocen también con el nombre de ganchudos.
  11. A la extremidad inferior también se le conoce como miembro inferior o pelviano.
  12. Este número no incluye los huesos de la cintura pelviana, ya que éstos están sumados en la columna vertebral.
  13. Los tarsos se suelen llamar también tarsianos.
  14. Los metatarsos se suelen llamar también metatarsianos.
  15. Al navicular se le suele llamar también escafoides, aunque no hay que confundirlo que el hueso homónimo de los carpos.
  16. Los cuneiformes se suelen llamar también cuñas.

Enlaces externos



Se llama articulación a la parte del esqueleto en que se unen dos o más huesos, como por ejemplo la rodilla, la cadera, el codo, el hombro, etc. Existen varios tipos de articulaciones, según la movilidad que tienen, también llamada "grados de libertad de la articulación". En el siguiente vídeo se te muestran ejemplos de los diferentes movimientos que pueden realizar nuestras articulaciones.
MOVIMIENTOS DE LAS ARTICULACIONES


Por tanto, y en función de los movimientos que pueden hacer, nos encontramos con los siguientes tipos de articulaciones:
    1. Móviles: los huesos que en ella se unen permiten que la articulación se pueda mover en todas las direcciones. Un claro ejemplo es la articulación del hombro, la cual puede rotar completamente. Abajo puedes ver un vídeo de la composición de la articulación del hombro.

      ARTICULACIÓN DEL HOMBRO


    2. Semimóviles: los huesos pueden hacer algún movimiento, como por ejemplo las vértebras.


    LA COLUMNA VERTEBRAL Y SUS MOVIMIENTOS




    1. Fijas: los huesos que la forman no tienen movilidad, como por ejemplo los huesos que se unen para formar el cráneo. Como puedes ver en la imagen, los huesos están unidos, pero no pueden realizar ningún movimiento. El objetivo de dicha unión es proteger el cerebro.
      EL CRÁNEO
      Como has podido comprobar en los anteriores vídeos, las articulaciones son como las bisagras de nuestro cuerpo, ahora bien, sólo funcionan correctamente si se les da movimiento. De lo contrario se "oxidan" y pierden movilidad, empezando a dificultar todos nuestros movimientos. Estos problemas pueden aparecer con la edad, pero sobre todo en aquellas personas que son sedentarias, es decir que no realizan ejercicio físico. Los problemas más conocidos son la artritis y la artrosis, que seguro que has escuhado hablar de ellas a personas mayores.
      Con el fin de que evites esos problemas, en clase de Educación Física te estamos enseñando un montón de actividades y juegos que te mantendrán en forma y tendrán tus articulaciones en perfecto estado. Además, en el siguiente vídeo te mostramos unos movimientos básicos para toda la familia que ayudarán al bienestar de tus articulaciones y que además son muy útiles al realizarlos antes de cualquier ejercicio más intenso.
      MOVIMIENTOS BÁSICOS ANTES DEL EJERCICIO FÍSICO

      Bueno, ya no tienes excusas para mantener tus articulaciones a pleno rendimiento. Oye, puedes ayudar a tu familia a que también lo haga. ¡Anímate!.



      El ejercicio físico hace que mejore la circulación sanguínea, convirtiendo nuestras venas y arterias en espacios más fuertes y anchos. Esto permite que el aporte de nutrientes y calcio a los huesos mejore y, por tanto, estos se desarrollen más sanos y fuertes.

      Al crecer más sanos y fuertes estarán mejor protegidos contra las dolorosas fracturas, pero para ello has de hacer, al menos 30 minutos de actividad física vigorosa al día y cuando seas una adulto, al menos tres días a la semana. Nuestros huesos actúan ante el ejercicio físico igual que los músculos, mientras más ejercicio hagas, más grandes, fuertes y resistentes se vuelven.
      Aunque aún eres muy joven, has de empezar a preocuparte por el estado de tus huesos en el futuro. Conforme vamos envejeciendo y, principalmente a partir de los 40 años, nuestros huesos comienzan a debilitarse, perdiendo densidad ósea y, por tanto, se vuelven más susceptibles de sufrir fracturas. Seguro que conoces a muchas personas mayores a las cuales se les ha roto la cadera. La mayor parte de esas fracturas no se producen por golpes, sino que llega un momento que la cadera no soporta el peso del cuerpo y se rompe. Habrás escuchado, se cayó y se rompió la cadera. Pues bien, eso pasa al revés, se rompió la cadera y se cayó al suelo. Este problema, originado por un proceso degenartivo del sistema óseo conocido como osteoporosis, afecta más a las mujeres que a los hombres, puesto que la mujer ve más debilitados sus huesos cuando va envejeciendo. En la imagen puedes ver como en la foto de la derecha existen muchos más huecos en el hueso y, por tanto es más débil. Otra de las consecuencias del debilitamiento de los huesos es la deformación de la columna vertebral, como puedes ver en la imagen de la izquierda.
      Así que, ya sabes, si no quieres sufrir este tipo de accidentes ¿Qué debes hacer?. Claro, está, mucho ejercicio físico.

      ¿Qué ejercicios puedo hacer?
      Pues practicamente cualquier ejercicio físico que suponga una actividad física de media o alta intensidad son beneficiosos para el desarrollo de nuestros sistema óseo, así que basta con practicar el deporte o actividad que te guste, cualquiera de ellas es válida. Puedes hacer aerobic, practicar baloncesto, natación, fútbol, senderismo, ciclismo, etc.
      ¿Qué hago si se rompe un hueso?
      Lo fundamental es hacer caso a los consejos que nos ha dado nuestro médico, pero te vamos a contar un pequeño secreto. Cuando te escayolan un brazo o una pierna durante mucho tiempo, tanto los huesos, como los músculos de la zona se debilitan por la falta de actividad. Ahora bien, las últimas investigaciones realizadas han demostrado que si sigues trabajando la otra parte del cuerpo la pérdida será menor. Por tanto, si te escayolan la pierna izquierda, intenta mover lo máximo posible la derecha, pues de esta forma estarás ayudando a que las dos sigan en forma y la pérdida ósea y muscular de la izquierda sea menor.
      Más abajo tienes la radiografía de una tibia fracturada, obsérvala detenidamente y utiliza la lupa para ver con más detalle el lugar por el que se ha roto.



      En las fotos que tienes más abajo puedes ver también una fractura del fémur. Igualmente, puedes comparar una cadera normal y otra afectada por un avanzado estado de osteoporosis. Observa como esta última tiene unos huesos menos definidos, de menor grosor y ,a simple vista, más débiles.


      Radiografías Varias.
      Muestra Imagen Fractura de Fémur
      Fractura de Fémur
      Cadera debilitada por la Osteoporosis
      Muestra Imagen Cadera normal
      Cadera normal
      ¡Vamos a evaluar lo que has aprendido acerca de nuestro esqueleto!

      En nuestro cuerpo tenemos unos 206 huesos, pero cuando nacemos tenemos alguno más, los cuales se van fusionando conforme vamos madurando.

      Verdadero Falso


      Los huesos son una materia inerte, sin vida, cuya única función es mantener nuestro cuerpo.

      Verdadero Falso


      Nuestros huesos, además de sostener nuestro cuerpo, protegen zonas importantísimas del mismo, como el cerebro, el corazón, los pulmones y la médula ósea.

      Verdadero Falso


      El ejercicio físico favorece el correcto desarrollo de los huesos, mejorando su densidad ósea, y por tanto su resistencia y dureza.

      Verdadero Falso


      Los huesos nunca se ven afectados por la edad y mantienen su forma, independientemente del ejercicio que hagamos.

      Verdadero Falso



      Una vez que hemos hablado del esqueleto, nos vamos a centrar ahora en los motores del cuerpo, es decir, en los músculos. Antes de empezar con los contenidos que más nos van interesar, has de ver la siguiente presentación de diapositivas e ir seleccionando aquello que te parezca más interesante.








      En la anterior presentación has podido leer mucha información acerca de nuestros sistema muscular. Como habrás podido comprobar hay muchas cosas difíciles de entender y algunos conceptos que, de momento, no has de aprender. Cuando te encuentres con un texto así, ha de seguir los siguientes pasos:
      1. Seleccionar aquella información que has entendido.
      2. Subrayar las palabras que no entiendes y buscar en el diccionario su significado.
      3. Hacer un resumen de lo más importante.
      En esta ocasión te voy a dar yo el resumen hecho, para que veas como has de actuar la próxima vez que te encuentres un texto tan complicado.
      • Nuestro sistema muscular está compuesto por más de 600 músculos, los cuales son los verdaderos motores de nuestro cuerpo, ya que permiten, junto con los huesos, nuestro movimiento. Si bien aprendimos en los apartados anteriores que sin esqueleto, nuestro cuerpo sería como una masa amorfa, sin músculos sería imposible el movimiento de nuestros huesos. Por tanto, son dos sistemas que se complementan perfectamente.
      • Existen tres tipos de músculos:
        • Músculo estriado: son los encargados de los movimientos voluntarios de nuestro cuerpo mediante la contracción de los mismos. Ejemplo de ellos son el bíceps crural, el bíceps femoral, el cuádriceps, los gemelos, etc.
        • Músculo liso: Son, por ejemplo, los músculos que rodean las vísceras y encargados de realizar la digestión. No podemos contraerlos voluntariamente y su contracción es lenta.
        • Músculo cardíaco. Es el músculo del corazón. Su contracción es involuntaria, pues es tan importante para la vida que nuestro organismo no se puede arriesgar a cualquier error si lo controláramos voluntariamente. ¿Te imaginas que el latido de nuestro corazón fuera voluntario y un día se nos olvidara ponerlo en funcionamiento?.
        • Aunque los anteriores son los tres tipos de músculos que podemos encontrar, podemos hablar de un cuarto tipo, que son los músculos mixtos. Estos músculos son aquellos que podemos contraer voluntariamente, pero que también funcionan de forma automática. Ejemplo de ellos son los músculos que abren y cierran los párpados o los músculos de la respiración. La mayoría del tiempo estamos respirando sin darnos cuenta, pero ahora, en este mismo momento, seguro que eres consciente de ello y pudes controlar tu ritmo respiratorio. Ahora bien, si se tratara de un caso de emergencia, se podrían de nuevo a funcionar de forma automática, como seguro que lo harán dentro de unos segundos cuando ya no te acuerdes de ellos (mira que chulos son ellos, ¿no?).
      • Los músculos funcionan con electricidad, si, si, con electricidad, mediante impulsos eléctricos enviados por nuestro sistema nervioso. Observa los siguientes vídeos en los que se trata de aclararte estos conceptos.
      La contracción muscular y el impulso nervioso que la ocasiona
      ¿Cuáles son los principales músculos del cuerpo?

      Como ya has podido leer antes, nuestro cuerpo tienes más de 600 músculos y cada uno de ellos, por muy pequeño que sea, cumple una función importante en nuestro organismo. Ahora bien, muchos de esos músculos se unen en grupos musculares, cuyo nombre es más conocido que el de los músculos que lo componen. De este modo tenemos el cuádriceps, que es el grupo muscular más voluminoso de nuestro cuerpo y principal responsable de nuestro andar. Como su propio nombre indica, está formado por cuatro músculos (recto femoral, vasto medial, vasto lateral y vasto intermedio). Otros ejemplos son el tríceps braquial (formado por tres músculos) o el bíceps braquial y bíceps femoral (formado cada uno por dos músculos).
      El siguiente juego te va a ayudar a aprenderte los principales grupos musculares. Si picas en cada punto azul te aparecerá el nombre del músculo correspondiente. Ojo no piques aún en evaluación, lo haremos al final de la Unidad Didáctica.
      ¿Qué hace cada músculo?
      De entre todos los músculos, sólo vamos a explicarte lo que hacen algunos de ellos, cuya función es más visible e importantes para nuestro movimiento.
      Para terminar, vas a poder ver un vídeo resumen que te explicará claramente todo lo que hemos ido explicando acerca de los músculos.


      Los músuculos son uno del los componentes de nuestra anatomía que más agradecen la realización de ejercicio físico y, por tanto, es donde antes se notan los efectos beneficiosos del mismo.
      ¿Cómo influye el ejercicio físico sobre nuestros músculos?.
      1. Nuestro cuerpo es una máquina que se adapta con gran facilidad. Por eso, cuando hacemos ejercicio físico nuestro cuerpo se va adaptando al mismo y cada vez somos capaces de aguantar esfuerzos más intensos.
      2. Cuando el músculo realiza ejercicio físico necesita más alimento, el cual le viene suministrado por la sangre. Para que la sangre llegue con más facilidad, las venas de ensanchan, con lo cual son capaces de transportar más oxígeno y alimentos para las células del músculo, el cual al poder recibir más oxíegno y nutrientes se vuelve más resistente.
      3. Al final, al agrandarse las venas, también se agranda el músculo.
      4. Este proceso, que es mucho más complicado y extenso de lo que te he explicado aquí, intenta que comprendas básicamente como reaccionan nuestros músculos ante la realización continuada de actividad física.
      A la hora de analizar los beneficios del ejercicio físico sobre nuestros músculos, vamos a hablar de dos conceptos que son muy interesantes. Por un lado el tono muscular y, por otro, el volumen muscular.
      Tono muscular: Nuestros músculos nunca están completamento relajados.
      Aunque no te des cuenta, a lo largo de todo el día, nuestros músculos presentan un cierto grado de contracción, con el objetivo de mantener nuestra postura, independientemente de cual sea ésta. De esta forma, el tono muscular será la fuerza que hace cada músculo de nuestro cuerpo para mantenernos erguidos, sentados, agachados, con la cabeza levantada, girada, etc.. y que normalmente no somos conscientes.
      Entonces, ¿Cuándo descansan los músculos?. Pues, aunque no llegan a perder nunca el tono muscular, el momento de mayor relajación coincide con el sueño. Es por ello que unas horas adecuadas de sueño, una correcta postura en la cama y una base de descanso adecuada (colchón y láminas) son imprescindibles para el reposo de nuestro sistema muscular.
      ¿Qué importancia tiene el tono muscular?. Pues, muchísima. Y es aquí donde reside la gran importancia del ejercicio físico. Atiende que esto es muy importante. Nuestro cuerpo resiste cada día muchos pesos, cargas y posturas de las cuales no somos muy conscientes y que si nuestro sistema muscular no tiene un desarrollo correcto pueden terminar perjudicándonos de forma muy seria. Si observas la imagen de arriba pueds ver como el sujeto activo tiene una postura más erguida que el pasivo, lo cual sin duda le traerá problemas en el futuro.
      Te pongo un ejemplo. Hoy en día, un alto porcentaje de la población tiene problemas de espalda, más concretamente de la columna vertebral. Estos problemas son más comunes en la región cervical y en la lumbar. Seguro que muchos de vosotros habéis escuchado muchas veces la expresión "lumbago", "me duelen las cervicales", "comoe estoy mal de las cervicales me mareo", etc. Pues la mayoría de estos problemas se producen por malos hábitos y posturas, además de por un bajo tono muscular.
      Una de las funciones más importantes de nuestro sistema muscular es precisamente mantener cada parte de su cuerpo en su sitio, pero, ¿qué ocurre cuando los músculos de la región lumbar no tienen fuerza suficiente, tono muscular suficiente?. Pues que las vértebras de esa zona se van saliendo de su sitio, se van desgastando y producen, con el tiempo, lo que conocemos como ernia discal, las cuales son bastante dolorosas.
      Por tanto, un buen tono muscular, un buen desarrollo del sistema muscular ayuda al mantenimiento de nuestra estructura corporal.
      ¿Cómo mantenemos un buen tono muscular?. Evidentemente el tono muscular se alcanza con muchas horas de televisión, ordenador, videoconsola...... Pues claro que no. Sólo hay un medio para alcanzar un buen tono muscular, HACER EJERCICIO FÍSICO.
      Volumen Muscular: El volumen muscular no es tan importante como el tono, aunque a mucha gente se lo parezca. El volumen muscular no es otra cosa que el tamaño del músculo. La gente asocia mucho volumen a mucha fuerza y eso no siempre es así, aunque es un tema muy complicado para abordarlo ahora mismo. Pero, a modo de consejo, para el mantenimiento de un buen estado de salud no es necesario tener unos músculos muy grandes y desarrollados, sino bien definidos. Esto sólo se consigue siendo activo.
      Llegado este momento te voy a dar una serie de consejos muy importantes:
      1. Mucha gente está hoy obsesionada con el desarrollo muscular, es decir, con tener unos músculos muy desarrollados, con los cuales impresionar. Los medios que muchas de esas personas utilizan no son los más adecuados, pues someten a su cuerpo a entrenamiento que no son sanos y, en algunos casos, toman algunas sustancias que permiten un rápido desarrollo muscular pero que son muy perjudiciales para nuestra salud, en especial para el corazón, hígado y riñones. SI TE VES TENTANDO POR ESTA MODA, TOMA TODAS LAS PRECAUCIONES NECESARIAS Y NO TOMES NADA SIN CONSULTARLO A TU MÉDICO.
      2. Los ejercicios para mantener un sistema muscular adecuado son muy variados, pero para gente de tu edad basta con hacer actividad física, practicar deporte, montar en bici, jugar, etc., al menos entre 45 minutos y 1 hora al día. No te es necesario realizar pesas. SI REALIZAS PESAS ANTES DE QUE TENGAS 16-18 AÑOS PUEDES PERJUDICAR SERIAMENTE TU DESARROLLO.
      Bueno, pero como no sólo de fuerza vive el ser humano, nos queda otra apartado importantísimo que explicar. Como sabéis, nuestros músculos son flexibles, cualidad sin la cual no podrían contraerse, ni estirarse. Es decir, sin flexibilidad no funcionan.La flexibilidad es una cualidad del ser humano que va decreciendo desde que nacemos y que a no ser que la trabajemos, cuando llegamos a los 20-30 años somos auténticas alcayatas, es decir, que tenemos poca movilidad.
      ¿Cómo andas de flexibilidad?. Como ya sabes, en clase de Educación Física realizamos periódicamente unas pruebas para que valores tu flexibilidad, pero para que tú mismo seas capaz de valorarla en tu casa, te vamos a poner un ejemplo muy claro.

      • Tumbado bocarriba con las piernas extendidas y con los brazos en cruz. Eleva una pierna con la rodilla extendida hasta el límite. Puedes ayudarte con un compañer@.
      • Mide aproximadamente el ángulo formado con la pierna y el suelo.
      Valoración
      Angulo recorrido
      Buena
      Mayor de 90°, sobrepasa la vertical

      Regular
      90°, en la vertical
      Mala
      Menos de 90°, no llega a la vertical

      Bueno, ¿qué tal?. ¿Sorprendido?. ¿Sabes que muchos de los dolores que arrastramos vienen producidos por falta de movilidad, de flexibilidad?.
      ¿Cuándo debo realizar ejercicios de flexibilidad?.
      Los ejercicios de flexibilidad se llaman estiramientos y los puedes realizar siempre que quieras, aunque hay algunos momentos en que son bastante importantes.
      1. Al despertarse por las mañana conviene desperezarse bien en la cama antes de incorporarnos. Eso ayuadará a activar nuestra musculatura.
      2. Una vez despiertos no viene mal hacer algún estiramiento, sobre todo de la zona de la espalda y del cuello.
      3. Siempre que vayamos a hacer ejercicio físico hemos de realizar unos estiramientos previos, lo cual hará que nuestros músculos resistan mejor las contracciones y estiramientos del ejercicio y sea más difícil que sufran alguna lesión.
      4. Tras la realización de ejercicio físico hay que estirar. Eso ayudará a que tus músculos no se queden con más tono muscular del necesario y puedan aparecer lesiones bastante molestas.
      5. Si no has encontrado tiempo a lo largo de todo el día, tómate unos minutos antes de irte a la cama para realizar algunos estiramientos, te aseguro que dormirás mucho mejor.
      Para que esto no vuelva a ocurrir, te incluyo debajo una tabla de los estiramientos básicos que realizamos en clase. Inclúyelos en tu vida cotidiana y en la de tu familia, seguro que te lo agradecerán.
      La última parte del aparato locomotor que nos queda por aprender es aquella que hace que nuestros músculos y huesos se unan unos a otros. Estamos hablando de los ligamentos y de los tendones.
      Mucha gente confunde ambos términos, por lo cual vamos a intentar aclararlos desde un principio.
      LOS LIGAMENTOS

      Los ligamentos los encontramos en torno a las articulaciones y se encargan de unir los huesos que la forman, permitiendo sus movimientos y dándole estabilidad a la articulación. El principal cometido de los ligamentos es que los huesos no se desplacen de su sitio, aunque son bastante elásticos, como puedes comprobar en la siguiente animación de la articulación de la rodilla.
      Ligamentos de la articulación de la rodilla





      Cuando una articulación realiza un movimiento por encima de sus posibilidades, es decir, se extiende o flexiona más de lo que puede, uno de los ligamentos de la misma sufre lo que conocemos como esguince, siendo los más comunes los de tobillo, rodilla y de las falanges de los dedos. El esguince es una elongación del ligamento afectado, que en el peor de los casos puede llegar a romperse totalmente, con lo cual precisaría de una intervención quirúrgica. En la imagen de la derecha puedes ver el mecanismo de producción de un esguince de tobillo.
      ¿Cómo actúo si me hago un esguince?


      Si es de tobillo, nunca te quites, ni desabroches la zapatilla hasta que llegues al médico. Si pasa mucho tiempo desde la lesión hasta que te vea el médico, has de mantener la pierna en alto, sobre una silla, por ejemplo, y aplicarte hielo sobre la zona (una bolsa de guisantes congelados es muy útil para estos casos). Con el hielo evitarás que la zona se inflame mucho.
      En el caso de que la lesión sea en otra articulación, aplicate hielo y acude al médico lo antes posible. Allí determinarán que tipo de esguince que tienes y cual será tu tratamiento.

      ¿Cuál es la mejor manera de evitar esguinces?
      • Dos personas que sufran la misma torsión de una articulación pueden sufrir lesiones diferentes. Esto dependerá de su grado de flexibilidad. De este modo, una persona con buena flexibilidad tendrá menos posibilidades de sufrir esguinces.
      • Hoy en día se ha puesto de moda ir con las zapatillas desabrochadas. Esto constituye un peligro muy serio, puesto que en caso de que sufras una torsión excesiva del tobillo, el esguince será bastante peor que si llevaras las zapatillas correctamente puestas.
      • Pero, sobre todo, la mejor manera de evitar esguinces cuando estamos haciendo ejercicios, es realizar un buen calentamiento, que permite que nuestros músuclos aumenten su temperatura y por tanto se hagan más flexible, al igual que los ligamentos.
      LOS TENDONES
      Los tendones son unos elementos elásticos que unen los músculos y los huesos y cuya principal función es tirar del hueso una vez que el músculo se contrae. Es decir, sin tendones, por mucha fuerza que hiciera el músculo, no podríamos movernos. Lo entenderás mejor si observas la imagen de la derecha.
      Puedes ver como los músculos terminan en una parte blanca, eso es el tendón- Igualmente puede observar como el tendón se fija al hueso, de forma que cuando el bíceps, que es el músculo que estás viendo, se contraiga, el tendón tirará del cúbito el radio, haciendo que el brazo se flexione por el codo. En el otro extremo, podéis ver como los tendones del bíceps se fijan a la articulación del hombro, lo cual le sirve de apoyo a la hora de traccionar.
      En la animación que mostramos mas abajo puedes ver el funcionamiento del tríceps, que es justo el que se encuentra en la parte posterior del brazo y que funciona conjuntamente con el bíceps, de forma que si el bíceps se contrae, el tríceps se estira y viceversa.



      FUNCIONAMIENTO DEL TRÍCEPS BRAQUIAL


      Bueno, ahora si hemos visto todos los componentes principales del aparato locomotor. Espero que el paseo que hemos dado por nuestro cuerpo te haya gustado. Ahora te toca a tí demostrarme lo que has aprendido, para ello, en la siguiente página tienes una serie de actividades que has de realizar.
       Abajo tienes diez preguntas de opción múltiple. Has de elegir una opción en cada pregunta. Cuando contestes a todas pulsa sobre "Respuesta Correcta" y sabrás el porcentaje de aciertos que has tenido.
      Examen SCORM
      1.¿Cuáles son los principales componentes del aparato locomotor?


      A. Músculos, Huesos y Articulaciones.

      B. El esqueleto, los tendones y ligamentos.

      C. Huesos, músculos, articulaciones, ligamentos y tendones.

      2. El esqueleto humano está formado por unos 206 huesos cuando llega a su madurez, aunque cuando nacemos tenemos muchos más, los cuales se van fusionando entre ellos.


      Verdadero

      Falso

      3. Al hacer ejercicio físico de forma continuada:


      A. Nuestros huesos se vuelven más flexible, con lo cual es más difícil que sufran fracturas.

      B. El músculo necesita más oxígeno, el cual le llega a través de la sangre, lo que hace que sus venas se ensanchen y, por tanto, el músculo también se haga más grande y resistente.

      C. Los huesos y los músculos se debilitan por el esfuerzo.

      4. Existen diferentes tipos de articulaciones:


      A. Fijas, Móviles y Alternativas.

      B. Fijas, Móviles y Semimóviles.

      C. Planas, Largas y Fuseiformes.

      5. Los ligamentos son elementos elásticos que dan estabilidad a las articulaciones.


      A. Verdadero.

      B. Falso.

      6. Si sufrimos un esguince en el tobillo, debemos:


      A. Quitarnos la zapatilla inmediatamente para aplicarnos hielo.

      B. Aplicar frío, no desabrochar la zapatilla y poner el pie en alto hasta que acudamos al médico.

      C. Apretar bien la zapatilla e intentar apoyar el pie poco a poco hasta que desaparezca el dolor.

      7. El ejercicio físico es muy beneficioso para los huesos, ya que....


      A. mejora la circulación sanguínea y eso hace que aumente el aporte de calcio y nutrientes a los huesos, haciendo que estos se desarrollen más fuertes y resistentes.

      B. los huesos se vuelven más resitentes cuando sufren golpes propios de los deportes y actividades físicas.

      C. aumenta la capacidad del hueso de estirarse y contraerse.

      8. Para que el ejercicio físico sea beneficioso para nuestros músculos y huesos ha de ser vigoroso y durar al menos.....


      A. 15 minutos al día.

      B. No más de una hora al día.

      C. Al menos 30 minutos al día.

      9. La contracción muscular es una respuesta de nuestros músculos a un estimulo eléctrico mandado por el Sistema Nervioso Central.


      A. Verdadero.

      B. Falso.

      10. La flexibilidad es una cualidad física que permite la movilidad de nuestras articulaciones y la elasticidad de los músculos. Para mejorar la flexibilidad hemos de.....


      A. Trabajar los músculos mediante pesas o deportes de diferentes tipos.

      B. Lo importante es desperezarse bien antes de levantarse por las mañanas.

      C. Realizar estiramientos todos los días, y, sobre todo, antes y depués de realizar cualquier actividad o ejercicio físico intenso.


      No hay comentarios:

      Publicar un comentario en la entrada